27.2.16

Los 12 puntos para analizar antes de montar un negocio nuevo

Todos queremos montar un negocio, una empresa que nos ofrezca un buen trabajo y unos beneficios. ¿Esa meta es sencilla, es posible, es lógica planteársela sin antes analizar bien nuestras posibilidades? ¿O tal vez antes hay que plantearse una serie de cuestiones básicas que nos sirvan para medir las opciones de éxito que tiene nuestra inversión de exfuerzo y de dinero? Veamos 12 cuestiones básicas sobre las que deberemos empezar a pensar.

El éxito de nuestra empresa está en el éxito de nuestro servicio o producto. Preguntémonos unas cuestiones muy básicas:

 ¿Lo que vamos a ofrecer lo van a comprar nuestros clientes con facilidad? 

 ¿Acudirán a nuestra empresa antes de a la que ya comprar ese mismo producto y por qué? 

 ¿Qué tamaño tiene el mercado al que queremos acudir con nuestro producto o servicio? 

 ¿Es fácil o muy complicado conseguir un espacio propio en ese mercado, y poderlo mantener? 

 ¿Hemos analizado los precios a los que vende nuestra futura competencia? 

 ¿Estos precios son rentables para nuestro propio negocio, con arreglo a lo que nos cuesta a nosotros producrir nuestro servicio? 

 ¿Es sencillo o muy complicado lograr clientes, bien por el tipo de nuestro servicio, o por la colocación de nuestro punto de venta, o por el tamaño de nuestro servicio, etc.? 

 ¿Qué inversión necesitamos y qué posibilidades tenemos de lograrla y luego de rentabilizarla? 

 ¿Seremos capaces de hacer cambios en nuestro negocio para ir adaptándonos a lo que nos vaya demandando nuestro mercado incipiente, incluso desde el primer día? 

 ¿Podremos crecer si nuestros clientes lo demandan, si el producto necesita ir acompañado de nuevos servicios, si lo necesitamos para poder rentabilizar la empresa? 

 ¿Sabemos vender nuestro producto? 

 ¿Hemos tenido en cuenta (casi) todo tipo de impuestos, de subcontrataciones, de seguros, de conflictos y averías, de gestiones comerciales, administrativas o de control de calidad?

25.2.16

Hay que aprender a relacionarnos mejor con todos. Incluido con nosotros mismos


Relacionarnos bien con los demás es muy positivo para nosotros mismos. Es pues puro egoísmo el que sepamos hacerlo mejor, y para ello debemos practicar la inteligencia emocional, conocer los funcionamientos de las emociones de todos, pues es importante conocernos y conocer a los que nos rodean para detectar si lo estamos haciendo bien o mal, si recibimos lo que esperamos o si nos estamos equivocando en la formas de encarar los problemas, la situaciones, las relaciones.

Relacionarse con los que nos rodean es saber poner límites en las interacciones, es también aprender a poner esos mismos límites para nosotros mismos, es sobre todo saber resolver conflictos y para ello es fundamental detectarlos a tiempos y adivinar las motivaciones. 

Las relaciones entre personas tienen que ser agradables. Si son violentas o duras y ásperas, no lo serán por mucho tiempo. Nadie quiere vivir su propia vida rodeado de personas que trasmiten negativismo, violencia aunque sea verbal, malas caras, ausencias y cambios de carácter sin motivo, pesimismo absurdo, falta de empatía con los que le rodean, excesiva exigencia para con los demás y nula para con unos mismo, vicios no compartidos.
Hay que aprender a sentirse bien ante la vida, a saber elegir y poder rodearte de las personas con las que intercambiar positivismo, para sentirnos todos mejor. En las relaciones lo que en realidad nos intercambiamos es tiempo de vida, es decir, lo más importante que tenemos. Por eso es fundamental que sea tiempo agradable, positivo, válido, que se intercambie entre iguales, dentro de la felicidad.

Todo esto se aprende, como cualquier otra materia en la vida. Y como se aprende, debemos lograr que nuestros hijos lo comprendan bien y lo practiquen, pues es importante que asuman su propia felicidad desde las relaciones. Y si no sabemos lo suficiente, debemos buscar quien nos lo enseñe, desde diferentes lugares. Lo que se aprende, se enseña.

Mira, nosotros estaremos con nosotros toda nuestra vida. O nos queremos más, o aprendemos a vivir con nosotros mismos, o somos nuestros mejores amigos, o estaremos sufriendo siempre. Debemos tener autocontrol, pero sobre todo para nosotros mismos, que siempre vamos juntos a todas partes. Hay que crecer en autoestima y desde ella nos resultará más fácil relacionarnos con los demás. Pero lo primero es aprender a relacionarnos con nosotros mismos desde el amor propio.

Síntomas del comienzo de una depresión leve a moderada


Una depresión leve no empieza de forma repentina, es un proceso que va creciendo, sobre todo si no tenemos un motivo importante para que nazca de golpe. 

Pero siempre debemos tener en cuenta que no hay que emplear en vano la palabra depresión, pues además de tener muchos grados, normalmente empieza y crece como un sentimiento de tristeza mayor del acostumbrado, que sólo si se queda fija entre nosotros es cuando hay peligro de que se nos convierta en depresión y por ello tengamos que acudir a solicitar ayuda al médico de familia en primer lugar. 

Vamos a relatar los síntomas que pueden indicar el inicio de una enfermedad depresiva en nuestros allegados. Si observamos estos cambios en su forma de vida, debemos hablar con la persona e intentar buscar esa ayuda médica que antes comentaba. 

Algunos de estos síntomas son complejos de observar y sin duda algunos también, indican una depresión severa. Debemos estar atentos y debemos ayudar, pero con la idea clara de que las depresiones tienen muchos grados y las formas más habituales son leves y perfectamente tratables.

- Menos interés o falta total de interés en realizar actividades con las que solía disfrutar ante con ellas
- Cambios en el peso habitual, ya sea menos o más, relacionado en ambos casos con cambios en su apetito, por defecto o por exceso

- Cambios en sus niveles de energía, que pueden ser menos energía, que la persona hace todo más lentamente; o en cambio hacia más energía, que la persona está hiperactiva.

- Sentirse cansado sin razón aparente y que ese cansancio le haga dejar de realizar actividades que antes consideraba normales

- Sentirse culpable de algo (no solamente por estar enfermo) o sentirse que no vale nada, que ya casi nada tiene sentido, que lo que él hace no sirve para nada

- Problemas de concentración, olvidarse las cosas, tener dificultades para tomar decisiones sencillas. Olvidarse de apagar luces, cerrar grifos, cumplir una orden recibida, falta de atención continuada.

- Pensamientos excesivos sobre la posibilidad de morirse, y en los casos más extremos, hacer comentarios sobre quitarse la vida (la depresión lleva asociada serio peligro de suicidio entre los afectados) no tanto (y siempre) sobre uno mismo como sobre esa posibilidad en abstracto

24.2.16

Relaciones laborales especiales en un restaurante francés


Leo en un blog de gastronomía las formas de relaciones laborales de un restaurante de Francia, “Les Grands Buffets” de la ciudad de Narbonne

Es conocido que las cocinas y la sala de un gran restaurante es un lugar de trabajo de gran tensión, de gran esfuerzo en equipo, y eso sin duda ayuda y obliga casi en la búsqueda de formas de relaciones laborales que sean positivas, que estén muy implicadas entre todas las partes, para que la motivación sea alta. Veamos algunos puntos que me han parecido cuando menos muy interesantes para analizar, de los RRHH de este restaurante francés.

 Los trabajadores de la empresa participan activamente en la selección de las nuevas incorporaciones de personas al equipo, tanto en las entrevistas personales como en la decisión de a quién contratar para el equipo.
 Se prescinde del equipo de Recursos Humanos, y todos estos procesos junto a los de consolidación de estas nuevas personas, tras estar dos meses a prueba, las realizan en conjunto la totalidad del equipo fijo de profesionales del restaurante.

 Hay un sistema de préstamos a interés 0% para los trabajadores que necesiten adelantos o liquidez para algunos motivos personales, de consumo o de urgencia. Esta posibilidad se toma como algo habitual y normal, para que las persona no sientan la presión de los problemas personales por deudas de un tamaño normal.

 Las jornadas laborales son de 35 horas a la semana, divididos en 4 días, librando 3 días cada semana. Todos los que superan los periodos de prueba tienen contratos fijos dentro de una empresa que en la actualidad tiene unas 100 personas contratadas.

¿Debemos tener miedo a la muerte?


Estamos vivos y esto nos parece maravilloso. Todos nosotros estamos vivos, y todos somos muy parecidos entre nosotros. Y además sabemos que nos vamos a morir. Algunos morirán de forma rápida, otros por desgracia lo harán con una larga agonía. Unos se irán jóvenes y otros se agarrarán a la vida durante muchos años. Pero sabemos que al final nos tendremos que ir de esta vida. Es normal pues que tengamos mieda a la muerte, a ese momento inevitable del que no nos vamos a poder librar.Pero tener miedo a la muerte, siendo normal, no es siempre igual, cambia según cambiamos nosotros, según nos vamos acercando a la edad anciana, a esos momentos más lógicos en los que nos veremos frente a la muerte.

¿Debemos hablar de la muerte? No ser conscientes de que la muerte existe y nos llegará en algún momento nos atenaza más que no querer pensar en la muerte. Si admitimos que somos temporales, algunas decisiones de nuestra vida serán diferentes, seguro que caqmbiaremos en parte de nuestras decisiones. Nada es eterno, luego nuestras decisiones son únicas y nos llevan y agotan un tiempo imprescindible que se nos resta del total de nuestra vida. Piensa que tus decisiones a veces no serán revertibles y por ello hay que meditarlas. Te irán llevando por caminos que no podrás desandar y que te irán restando tiempo de tu vida. Tú decides siempre.
Si sufres ataques de pánico ante la muerte, un trastorno más normal del que nos imaginamos, debes acudir a los médicos de familia en busca de ayuda, pues es un problema que se puede tratar y mejorar. Estos temores que se pueden convertir en paralizantes tienen su base en la propia muerte, en el fallecimiento de algún familiar o por haber vivido algún momento de especial tensión que te ha obligado a ver la muerte de cerca, cierta o sólo imaginada.

Recuerda que tener miedo a la muerte, en realidad, es tener miedo a la vida, a continuar avanzando, a tomar decisiones comunes pensando que nos va a llevar a estar más cerca de la muerte. Muchos miedos a la muerte se disfrazan de otro tipo de temores. A volar, a las grandes extensiones vacías, a la enfermedad aunque sea suave, al olvido, a viajar, y curiosamente este tipo de trastornos se dan más entre jóvenes, pues con la edad se analiza el tema de la muerte desde otras ópticas, con otro tipo de pensamientos. No debes perder parte del tiempo de tu vida, en pensar en la muerte. Nadie sabe cuándo nos llegará, y lo más importante, nadie sabe qué pensaremos en ese momento, pues todos nosotros vamos cambiando según avanzamos por la vida,según crecemos de edad. Lo que piensas de la muerte hoy no se parecerá en nada a lo que pienses de la muerte cuando te toque. Absolutamente en nada se parecerá.

Lo mejor, siempre, eres tú. Sobre todo para tus hijos

Os dejo un texto que se está haciendo casi famoso y dirigido a las madres primerizas, dicen, pero yo creo que es un texto para padres y madres de todo tipo. Parece ser que se colgó hace un par de meses en Facebook y desde entonces se ha hecho viral y famoso por ir copiándose por muchos foros y redes sociales. Es puro sentido común. Los hijos pequeños, sobre todo, necesitan seguridad y en eso nadie como los padres, como la madre, y la felicidad que sepan y puedan transmitir.

23.2.16

El Arte de la Prudencia sobre las equivocaciones

En el libro "Oráculo Manual y el Arte de la Prudencia" del aragonés Baltasar Gracián, figuran numerados sus consejos y aforismos; y en el 126 podemos leer toda esta seria de frases que todos deberíamos tener en cuenta hoy aunque hayan pasado 370 años desde su escritura.

---------------

No está mal que te equivoques, si sabes disimular y rectificar.

Sé discreto en tus afectos y disimulado en tus defectos.

Todos nos equivocamos, pero los habilidosos saben rectificar sus errores, mientras los torpes hacen más grandes los suyos.

Ganas más siendo disimulado con tus defectos, que destacando tus hechos.

Si no eres casto, sé cauto. Porque las faltas de los grandes se notan más que sus méritos.

A tus propios amigos, cuídate de mostrarles tus defectos.

Y en tu yo íntimo, trata de rectificar tus faltas, y luego olvidar que las tuviste.

¿Quieres cambiar de trabajo? Piensa en estos consejos


Todos necesitamos cambiar de trabajo alguna vez en la vida, incluso es bueno cambiar varias veces pues es la forma más rápida de mejorar, de aprender, de sentirte mejor, de ganar más dinero. Pero siempre que decidamos cambiar de trabajo, más en estos tiempos tan complejos, debemos tener en cuenta algunos aspectos básicos.

El primero es que la mejor forma de cambiar de trabajo es desde el trabajo. Los mejores trabajos y las mejores oportunidades de cambio surgen cuando estás trabajando en otros trabajos, en otras empresas. Por eso hay que estar siempre pendiente del cambio, y asumir que nos pueden llegar ofertas y oportunidades cuando precisamente estamos trabajando en un sitio donde estamos bien.

La otra posibilidad más normal es que estemos cansados del actual trabajo por varias posibilidades. Un mal sueldo, una relación laboral que se ha empobrecido, una mala planificación empresarial que lleva al desastre, una promoción interna que ha fracasado, un agotamiento mental que nos ha vuelto desmotivados, etc. 

En estos casos hay que sopesar muy bien todas las opciones antes de tomar una decisión precipitada. Nunca te despidas sin tener recambio. Si resulta insoportable el trabajo, intenta que te despidan desde la empresa donde ahora trabajas, que te faciliten la salida de forma natural o de forma provocada. Aunque te parezca complicado no lo es tanto como sufrir después el desengaño y encontrarte sin plumas y cacareando. So lo dudes, si la empresa sitiera que tçu sobras, ellos te despedirían sin pensárselo dos veces. Así que antes de irte como un héroe, sopesa si no es mejor para tus intereses irte con una colchoneta por si hay caídas y todo sale peor de lo que imaginabas.
Recuerda que buscar un nuevo trabajo es psicológicamente duro pues no es posible medir el tiempo, las posibilidades, las oportunidades que nos vamos a encontrar. No te fíes de las buenas palabras de nadie, dichas antes de tomar la decisión. Las promesas cuando no hay que cumplirlas son muy fáciles de regalar.

Si la situación laboral es mala, háblalo con tus amigos, con tu familia. Consulta y analiza la situación con calma, sin tomar una decisión sino contemplando todas las posibilidades. Escucha pero al final decide tú. Eres el responsable última de la decisión que tomes.

Analizate, en serio. Mira tus puntos fuertes y tus debilidades. Observa qué te falta por actualizar en tu formación, mira qué se necesita en el mercado laboral actual, qué piden ahora para tu profesión. Aprende otra vez a realizar entrevistas de trabajo, pues se actualizan de forma increíble. Y recuerda que en estos últimos años la relación laboral ha cambiado mucho, lo que simplemente quiere decir que saberlo es oportuno para no sentirte mal tras el cambio. Hay que decidir en qué momento es oportuno hacer un cambio laboral, y si tienes que formarte, lo mejor es intentar hacerlo sin abandonar el propio trabajo que realizas, pues te sentirás menos presionado y con más calma para decidir.

Por último recuerda que un nuevo trabajo supone un nuevo lugar, unas nuevas distancias, unos nuevos compañeros, unas nuevas exigencias, unas nuevas oportunidades, y que a donde entres de nuevo, serás eso: “el nuevo”. Asumirlo desde el principio es muy bueno para no sentirte después derrotado, pues no saldrá todo tan bien como te imaginas. Pero al menos lo has intentado y si superas los seis primeros meses, habrás triunfado, seguro.

17.2.16

Respuesta de sentido común, por Joaquín Sabina

Podría parecer una respuesta de cualquiera pues sólo emplea el sentido común. Es, efectivamente, una respuesta lógica, sin mucho valor añadido. La realiza Joaquín Sabina en una entrevista y si la dejo reflejada es precisamente por eso, por su lógico sentido común que no siempre admitimos como básico. Sabemos qué debe suceder, qué sucederá previsiblemente. Pero no somos capaces de entenderlo bien y modularlo. Es casi seguro que al "sistema" le interese que la crisis se replique así misma.
------------------

PREGUNTA. Eso no lo arregla ni un cambio de Gobierno. 

RESPUESTA. Si los que vienen son de izquierdas, deben subir los impuestos. Si no, no pueden cumplir sus programas. Los augures dicen que entre la bajada del petróleo, el ISIS y la crisis china se viene un cataclismo mundial.

14.2.16

Cómo resolver problemas sin plantearlos



"Si uno se plantea un problema y luego trata de resolverlo, está perdido. Lo que hay que hacer es resolver primero el problema y después plantearlo"


Salvador Pániker - Diario del anciano averiado.

Leer mejor con técnicas de subrayado básico


Debemos leer siempre con un marcador en la mano. El libro debe ser nuestro, pues no se trata de señalar textos que luego no vamos a poder repasar. El sentido de marcar los asuntos interesantes es facilitar segundas lecturas rápidas, en busca de aquellos temas que más nos han marcado o influido.

Yo prefiero un lápiz, nunca uso un marcador fluorescente, pues me parece muy agresivo, aunque tenga la ventaja de su visibilidad. Y tanto subrayo como pongo marcas al margen de los párrafos o incluso a veces algunos comentarios que sirven para entender con posterioridad el motivo de mi selección. Pero cada persona debe encontrar su personal forma de seleccionar y marcar lo que lee para posteriores relecturas.
Hay que subrayar poco, incluso muy poco. No se debe abusar pues al final nos puede resultar una sopa donde todo está subrayado y sin sentido de selección. Y sobre todo lee la primera vez el texto sin que esté subrayado. Nunca subrayes algo sin antes haberlo leído. Yo si tengo que subrayar varias líneas seguidas simplemente pongo una llave en el margen a modo de atención. 

Hay personas (sobre todo estudiantes) que subrayan con dos rotuladores de colores diferentes, para seleccionar dos categorías de subrayado. Cada persona debe marcar según lo que busque en el texto. No es lo mismo textos básicos de una materia, que textos más específicos que complemente lo que ya se sabe o conoce.



13.2.16

Taller de Relajación. Iniciación y pautas para relajarnos

Os dejo un documento, un texto, con las ideas más básicas de un taller de relajación de un grupo de voluntarios en ayuda asistencial a personas con dificultad. Sin duda son unos bocetos, unas ideas esbozadas en bruto, de lo que puede y debe ser un taller de iniciación en la relajación, en este caso preparado para un grupo de personas con dificultades en movilidad, pero que puede servir de pauta para muchos talleres de inicio a la relajación.

------------------
TALLER RELAJACION

Las técnicas de relajación son cada día mas usadas, debido al ritmo de vida que llevamos. Ayudan a descansar mejor y alivian tensiones musculares en todos los casos. A percibir más y mejor el propio cuerpo y sus partes.
Se dividen en tres grupos:
·       De respiración
·       De relajación muscular
·       De visualización.
TECNICAS DE RESPIRACIÓN

·      Llenar completamente los pulmones, retener el aire tres segundos y soltar despacio.
·       Inspirar de golpe, y soltar el aire despacio, y viceversa. De esta manera relajamos nuestro cuerpo, y controlamos nuestra respiración.
·       Cuando estamos nerviosos, o ansiosos por alguna razón, es importante realizar estos ejercicios, para controlar el exceso de aire en los pulmones.

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN MUSCULAR
— DE ESTOS EJERCICIOS REALIZAREMOS LOS QUE SE PUEDAN, DE LA MANERA MAS COMODA Y ADAPTADOS A LAS NECESIDADES DE CADA UNO —
La relajación física más común se realiza tumbados, y quien dirige la clase se va refiriendo a las diferentes partes del cuerpo, sin necesidad de moverlas, simplemente concentrarnos mentalmente en dichas partes del cuerpo, y dejarlas por completo relajadas. Pasados unos minutos se despierta el cuerpo poco a poco. No es recomendable dejar una sesión de relajación de forma repentina.
Aquí tenemos una serie de ejercicios para relajar diferentes partes del cuerpo.
·       MANOS Y ANTEBRAZOS. Aprieta simultáneamente ambos puños. Nota la tensión en manos y antebrazos. Concéntrate en estas sensaciones durante 5-7 segundos.
·       CUELLO I. Inclina la cabeza hacia delante como si quisiera tocar con la barbilla el pecho. Hazlo lentamente. Nota la tensión en la nuca.
·       CUELLO II. Empuja con la parte posterior de la cabeza y no con la nuca, el respaldo en el que estés apoyado.
·       FRENTE. Sube la cejas hacia arriba hasta notar arrugas en la frente.
·       OJOS. Aprieta fuertemente los ojos arrugando los párpados.
·       LABIOS Y MEJILLAS. Haz una sonrisa forzada sin que se vean los dientes.
·       MANDÍBULA. Ve abriendo muy lentamente la boca hasta llegar al máximo. Mantenla abierta notando la tensión. Ciérrala y percibe la diferencia.
·       ABDOMINALES I. Mete el abdomen hacia adentro. Nota la tensión.
·       ABDOMINALES II. Saca el abdomen hacia afuera hasta notar la tensión.
·       MUSLOS. Contrae ambos muslos simultáneamente.
PRÁCTICA DE LA IMAGINACIÓN - VISUALIZACIÓN 
(algunos ejemplos de los muchos posibles)
Vamos a pensar en las cosas que hemos hecho durante el día, muchas de ellas son beneficiosas para nosotros e incluso tal vez nos han relajado o distraído de nuestros problemas.

Pensaremos también en lo que hicimos el día anterior, muchas de las cosas que hayamos hecho en ambos días tendrán relación o continuación, y tal vez hoy veamos positivo, lo que ayer veíamos como algo negativo.

Visualizaremos diferentes paisajes:

·       Un prado verde, donde sentarnos o tumbarnos a respirar aire puro y a escuchar los sonidos de la naturaleza.
·       Un mar en calma y que se vuelve bravo, el cambio del estado de la mar, provocará quizás un cambio de estado en nuestra mente.
·       Podemos visualizar una ciudad que nos haya gustado.

Otra práctica es visualizar un recuerdo agradable, todos tenemos alguno, y eso nos hará ver la vida con optimismo y calma y seguro que muchos querríamos recordar esos momentos.

Se provocará que cada persona tengan siempre en mente un “lugar” muy agradable como forma de “reposo” donde acudir a relajarse, a practicar los ejercicios. Un “lugar” de escape mental.

Algo que también relaja mucho es un masaje, bien en la cara, las cervicales, o en las piernas. Será cuestión de que los voluntarios ayuden a los usuarios en esta práctica para que pueda llevarse a cabo si nos parece interesante.

MATERIALES PRECISOS

  Precisaremos colchonetas e incienso con diversos olores.
  Música de relajación, de tranquilidad, de la naturaleza, clásica, etc.
  Tendrá que hacerse en un espacio grande, por ejemplo en el comedor.
  Los asistentes deberán traer manta o algo para taparse y si lo desean algo para apoyar la cabeza (almohada, cojín, etc).

Laura P. Puente Ajovín - Febrero 2016

Deberíamos tener siempre mucha curiosidad y creatividad


“Un niño sin curiosidad pierde parte del niño y un niño sin creatividad pierde parte del niño” 

Es una frase que nos parece básica, escrita por el gran profesor César Bona en su libro La nueva Educación. Nos parece básica pero no la practicamos, al revés, la intentamos pulir y lijar. Y la gran duda sería analizar porqué si entendemos como básico en un niño tener curiosidad y creatividad (que siempre van unidas) no lo entendemos como saludable y positivo para la sociedad estos mismos adjetivos en un adulto.

Todos deberíamos tener SIEMPRE, curiosidad y creatividad. Para nuestras relaciones humanas, pero sobre todo para nuestras relaciones sociales, profesionales, laborales, de vida, de relación con el entorno.
Sólo seremos capaces de crear sociedad, riqueza personal y grupal, si sentimos curiosidad por lo que nos rodea pues de ello nacerá la formación constante y las ganas de seguir aprendiendo y creciendo; y además teniendo creatividad pues esta nos impulsa sin duda a probar, experimentar, crear nuevos caminos, explorar y edificar, ser emprendedores, no ser nunca conformistas, confiar en nosotros mismos para aprender sobre todo a levantarnos tras cada caída.

Curiosidad primero. Creatividad después. En todos los seres humanos. Y no nos dejemos arrebatar estos conceptos, pues algunos sin duda intentan que no los tengamos, ya que con ellos en pocas manos, tendrán más poder sobre todos nosotros.

¿Para qué puede servir la inteligencia emocional?

Todos queremos ver sobre todas las partes del comportamiento humano, aquellas que nos resulten más positivas a todos. Nadie queremos pensar en negativo, transmitir en negativo. Para ello la inteligencia emocional es la herramienta más eficaz y sencilla. Para conocer a los demás, pero también para saber dominarnos y conocernos nosotros mismos.

Si somos capaces de desarrollar la inteligencia emocional nos estaremos acercando a nuestros objetivos pero además de forma positiva, pues estaremos entendiendo todo de una forma más sencilla y eficaz, y sabremos frenar nuestros impulsos negativos, violentos, grotescos, absurdos a veces. Si algo no sirve para construir, realmente sobra en un diálogo y no tiene sentido enseñarlo. Eso no quiere decir que haya que abandonarlo, sino que no merece la pena estar defendiéndose en público.

Tenemos que saber con claridad qué somos, qué queremos lograr, cómo nos debemos comportar, pues así seguro será mucho más
sencilla poder organizar nuestras formas de actuar para conseguir lo que nos proponemos. 

Si todos nuestros pasos se realizan desde el positivismo, lo normal será que enfrente nos encontraremos a quien recibe, también predispuestos a comportarse de forma positiva. 

La verdad es que esto no es siempre así, pero crece en la medida en que el positivismo lo sepamos transmitir. Si la relación entre todas la partes la logramos llevar al campo del positivismo, será más sencillo encontrar puntos de comprensión, de trabajo en común, de más fácil construcción entre las partes. Que es al final lo que todos queremos conseguir en nuestras relaciones.

Estar en la misma sintonía entre las partes ayuda sobre todo a fiarnos de sus palabras y de sus intenciones. Y sin perder nuestra capacidad de defensa, es mucho más útil para encontrar puntos de apoyo y trabajo en común. Desde el positivismo podemos construir más. Desde el negativismo podemos destruir más rápido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...